Funcionamiento de Centro de Día Las Águilas en Sevilla ante el Coronavirus COVID-19

Ante una situación como la que vivimos actualmente, estando hoy a 19 de octubre de 2.020, queremos abrir esta entrada en nuestro blog para intentar ayudar a resolver dudas a familiares y personas interesadas.

Realizaremos posteriores artículos resolviendo las dudas de los lectores, pueden escribirnos a blog@uedsevilla.com

Posibles dudas:

¿Centro de Día Las Águilas está funcionando actualmente?

, estamos funcionando desde octubre de 2.020, actuamos con una capacidad de aforo limitado inferior al 50% para poder garantizar una distancia de 1,5 metros entre nuestros usuarios, esta distancia de seguridad va unida a múltiples medidas de protección.

Todos los centros de día de Sevilla hemos sufrido dos periodos de paralización temporal de nuestros servicios durante la pandemia de la COVID-19, uno que duró a lo largo del periodo del Estado de Alarma de España, y otra paralización hemos tenido todos los centros en el pasado mes de septiembre debido a un cambio de criterio en las autoridades sanitarias competentes.

De tal modo, estamos trabajando y activos para poder ofrecer un servicio fundamental para las familias y sobre todo para mantener la calidad de vida de nuestros mayores.

¿Es seguro que los mayores acudan en la situación a un centro de día?

, es un entorno seguro en la nueva normalidad a la que nos enfrentamos.
Sería ingenuo pensar que se pueda garantizar un entorno 100% libre de contagios, no podemos garantizar ofrecer nuestros servicios en un entorno esterilizado, pero ponemos todos los medios posibles para que sea un entorno seguro.

Propongo una reflexión profunda y personal sobre la situación a la que todos nos estamos enfrentando, ¿es acaso un entorno controlado y seguro un domicilio familiar? ¿Acaso no salen y entran los familiares y cuidadores que ayudan a los mayores que deciden quedarse en casa? ¿En su entorno salen a comprar, trabajar, cafeterías, al cole…? ¿En esos entornos se toman las más estrictas medidas de seguridad?

Nuestros mayores no luchan sólo para protegerse de un coronavirus, luchan contra muchas enfermedades distintas, luchan contra una edad que avanza sin tregua, luchan contra una vida pasiva que consume su calidad de vida… Hoy hacen más de 7 meses de aislamiento y vida pasiva para proteger a nuestros mayores, en estos 7 meses muchos han perdido capacidades fundamentales que puede que no logremos recuperar, capacidades que le ayudaban a mantener una capacidad de una vida digna, otras capacidades perdidas son fundamentales para que puedan ser cuidados en sus propias casas y también hay que evaluar esos riesgos, son decisiones difíciles pero nuestro trabajo es luchar para que esa calidad sea lo mejor posible y en periodos como estos son más importantes que nunca.

¿Pasará igual que en las residencias para mayores?

No, de manera constante somos comparados con las residencias, pero nuestro trabajo y objetivos, puede que sólo tengan en común con las residencias la atención a los mayores.

Nosotros centramos nuestro trabajo y objetivos en mejorar las capacidades y calidad de vida de nuestros mayores para que sea posible que permanezcan en sus entornos familiares, se centra en compatibilizar nuestros servicios con la familia. Que un mayor no pueda permanecer en su entorno familiar por una dependencia elevada es para nosotros una batalla perdida y un usuario que perdemos, por simple lógica y objetivo social se debería comprender lo distinto que es nuestro trabajo.

¿Y en relación a la COVID-19?

También la situación es radicalmente distinta aunque desde fuera cueste ver las diferencias, las residencias han mantenido la actividad en todo el periodo de pandemia, los mayores que viven en residencias y han sido contagiados han sido puestos en cuarentena dentro de esas residencias, debido a la saturación del sistema sanitario muchos mayores han recibido atenciones hospitalarias dentro las residencias, han intentado aislar a los mayores enfermos dentro del geriátrico pero los trabajadores han tenido que asistir con fuertes protocolos a residentes enfermos y sanos. Sobra decir el riesgo extremo de esa situación.

En el centro de día cualquier persona que presente algún síntoma no puede acudir al centro de día, debe ser atendida por un médico para su evaluación y puesta en cuarentena, todo esto sumado a las innumerables medidas de protección de nuestro Plan de Contingencia. Todo el entorno familiar de nuestros mayores se compromete legalmente a cumplir con dichas medidas dentro y fuera de su entorno familiar, se registra diariamente la ficha de síntomas y se firma por parte del familiar responsable y del Centro de Día.

Inicio Centro de Día

Comments are closed.